lunes, 16 de noviembre de 2009

Cómo ajustar el freno de mano


El ajuste del freno de mano es una tarea bastante sencilla, que puede ser realizada sin tener amplios conocimientos de mecánica, y sin herramientas sofisticadas.

El primer paso que debemos realizar es el de elevar el coche, para mayor comodidad, utilizando un elevador o un gato hidráulico, aunque esta no es una operación obligatoria (solamente simplifica las cosas)

Estando el freno de mano en reposo (es decir, sin que esté activado) debemos visualizar en la parte inferior del coche uno o varios cables que se dirigen hacia la rueda trasera, deteniéndose en unas varillas y una tuerca.

Esta tuerca que encontraremos es la tuerca de ajuste, la cual debemos ajustar con una llave de las dimensiones apropiadas hasta que el cable tenga una mayor tensión.

Para verificar si nos excedimos con la tensión, debemos girar las ruedas traseras manualmente, y si no lo hacen, debemos aflojar la tuerca ajustada.

A continuación debemos realizar el ajuste desde el interior del coche, comenzando por retirar la tapa de protección del freno de mano (generalmente cuenta con unas tuercas a sus laterales)

Removida la tapa, encontraremos una contratuerca de la varilla de ajuste, la cual debemos aflojar para hacer que el tornillo debajo de esta pueda ser ajustado hasta que quede tirante.

Ajustamos la contratuerca, y repetimos el procedimiento de girar manualmente las ruedas viendo que no estén trabadas.

Si es así, colocamos la tapa y la tarea está terminada.